Consejos para hacer el cambio de la bomba de agua

Tener un coche, quiere decir que debes revisarlo periódicamente para que puedas tener siempre los mayores beneficios. Para encontrar los mejores repuestos, te recomiendo acudir a: https://www.tudesguace.com/, porque allí encontrarás las mejores opciones que tendrás en el mercado para reparar tu coche de manera eficiente.

El día de hoy vamos a hablar un poco respecto a la bomba de agua, que es una parte fundamental del sistema de refrigeración, y puedes incluso cambiarla por tu cuenta. Para ello te he preparado este post, y así te aseguro que tendrás siempre tu coche funcionando perfectamente.

Como hacer el cambio de la bomba de agua

El cambio de la bomba de agua puedes hacerlo directamente con un taller mecánico especializado. Esto te puede costar entre 500 y 1000 euros, dependiendo de tu coche, porque puede variar el coste de la mano de obra dependiendo de las horas que se deban invertir.

Sin embargo, puedes hacerlo en casa y ahorrarte los costes de la mano de obra. Así simplemente tendrás que comprar la bomba que suele costar entre 60 y 150 euros, haciendo que la reparación sea mucho más barata, para ello, sigue estos pasos:

Baja la bomba

El primer paso es bajar la bomba que vas a sustituir, pero antes de quitarla debes asegurarte de que tu coche esté frío, y debes drenar todo el líquido refrigerante. Cuando ya no quede líquido que pueda salir, desconecta las mangueras de la bomba de refrigeración para asegurarte de evacuar todo el refrigerante.

Después, debes proceder a aflojar los tornillos de fijación de la bomba, y procederás a retirarla del motor. Paso seguido, debes limpiar muy bien la zona, para asegurarte de que no quedarán desperdicios en donde vas a colocar la bomba nueva.

Haciendo el reemplazo

Debes asegurarte de que el modelo de bomba que vas a instalar, es el mismo que bajaste antes de colocarla en el motor. Así, tendrás completa seguridad de que el sistema continuará funcionando correctamente, y para colocarla debes colocar los tornillos de fijación y conectar todas las mangueras que habías desconectado previamente.

Cuando todo esté nuevamente en su sitio, rellena todo el sistema con líquido refrigerante y enciende el coche para dejarlo calentar con el capot abierto. Reemplaza lo que falte de líquido refrigerante y por último, deja el coche enfriándose durante 4 horas, antes de que lo vuelvas a utilizar y ya lo tendrás listo de nuevo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *